La Tuta absoluta (I): Aproximación a la plaga

0 comentarios  |  Posted on 11 abril, 2013 by Agrorganics en Control de plagas, Descripción de plagas, Tuta absoluta

Photo1: ADULTO Tuta absoluta Photo1: ADULTO Tuta absoluta

Muchas personas nos han consultado sobre cómo tratar la temida Tuta absoluta en plantaciones de tomateras. Es por eso que hemos decidido hacer esta entrada en el blog.

Como no nos cansaremos de repetir, en agricultura ecológica el primer paso a dar es conocer la biología de la plaga, y así, una vez presentados, ya nos podemos pelear.







Cuatro conceptos sobre la biología de Tuta absoluta

Es una plaga importada, de hecho llega no hace muchos años a España procedente de suramérica. Como sucede en la mayoría de plagas que vienen de fuera, los primeros años causó estragos, ya que los depredadores naturales necesitan un tiempo de adaptación a una nueva especie susceptible de ser fuente de alimento.

La Tuta absoluta es un lepidóptero muy pequeño en estado adulto (entre 7mm y 10mm). Es de hábitos nocturnos, pero lo veremos en vuelos erráticos a última hora del día o a primera de la mañana.

Es muy prolífica. Cada hembra puede poner más de 200 huevos, de los cuales aprox. un 50% llegan a desarrollarse. Ésto, unido a que con temperaturas de 25 º C el ciclo (huevo, larva, pupa, adulto) se puede completar en poco menos de un mes, significa que si no se hace un seguimiento cuidadoso se pueden sufrir daños graves con facilidad.

Especies afectadas por Tuta absoluta

La especie más afectada son las tomateras pero también puede afectar, con mucha menos virulencia, a otras solanáceas como la berenjena, la patata o malas hierbas de la misma familia como Solanum nigrum .

Daños provocados por la Tuta absoluta

Daños característicos de Tuta absoluta en hoja Photo 2: Daños característicos de Tuta absoluta en hoja

El daño lo provocan las larvas, que se alimentan de hojas, brotes y frutos. Los daños en hoja y en fruto son los más característicos de cara a la identificación. La entrada en frutos a menudo se da cuando aún no están maduros, con orificios de 1mm aprox. preferentemente cerca del pedúnculo por donde entra la larva para alimentarse (el tamaño es determinante para diferenciarla de un ataque de Helicoverpa armigera, nuestra oruga autóctona del tomate, que hace orificios mucho más grandes). En tallos hace galerías que dañan brotes tiernos y pueden afectar al desarrollo normal de la planta.





Control

El control de tuta absoluta es un ejemplo de éxito de las técnicas ecológicas con respecto a las convencionales. Los primeros años de detección de la plaga, los fabricantes de fitosanitarios químicos plantearon un itinerario de tratamientos con multitud de principios activos totalmente irracional. Era, de nuevo, una estrategia de matar, matar y matar sin tener en cuenta nada más.

Al poco tiempo se empezó a documentar que los daños en explotaciones ecológicas, que utilizaban seguimiento de poblaciones, tratamientos oportunos con Bacillus thuringiensis y fomento de la biodiversidad, eran mucho menores y el control mucho más efectivo. Hasta el punto que, como otras veces ha ocurrido (por ejemplo confusión sexual + Bacillus thuringiensis en polilla de la vid), la agricultura convencional terminó adoptando las técnicas de la agricultura ecológica para luchar contra esta plaga.

¿Y cuál fue la clave?

La clave la encontramos en cuidar y respetar la fauna auxiliar, fomentando la presencia y aplicando productos que no interfieran en su labor.

Los míridos pasaron a ser protagonistas en el control biológico de la plaga. Básicamente estamos hablando de Macrolophus caliginosus y Nesidiocoris tenuis . Son depredadores de huevos y larvas recién nacidas de Tuta absoluta. En cultivo en invernaderos, su implantación ha convertido en una herramienta esencial para el control biológico de Tuta absoluta.

Estos míridos serán fáciles de encontrar en parcelas en ecológico al aire libre donde se cuide la biodiversidad.

Ahora que ya conocemos un poco la biología de la plaga, ya estamos en condiciones de plantear una estrategia para la prevención y control.

Esta estrategia pasará por:

1.-Fomentar la biodiversidad

2.-Medidas culturales

3.-Monitorización de poblaciones de adultos de Tuta (trampas delta) + presencia de míridos (ocular)

4.-Aplicaciones de Bacillus thuringiensis var. Kurstaki según evolución poblaciones

5.-Captura masiva para disminuir poblaciones

Todo este itinerario, que sólo utiliza productos permitidos para producción agraria ecológica, permiten tener un buen control de esta plaga.

En la próxima entrada sobre la Tuta absoluta desarrollaremos punto por punto la técnica que proponemos para su control.



Credits Photo1

Author (s): Marja van der Strata, NVWA Plant Protection Service, Netherlands

Source: IPM images

Credits Photo2

Elaboración propia

Deja un comentario