Plantel de aromáticas ecológico

No hay productos disponibles que concuerden con la selección.

Muchas de nuestras plantas aromáticas provienen de los romerales, comunidades vegetales de gran riqueza y muy comunes en nuestro país. Podríamos pensar que existen para placer de nuestro sentido olfativo, pero su capacidad de sintetizar compuestos aromáticos responde a una estrategia doble, de defensa ante herbívoros y a la vez como mecanismo de atracción de polinizadores. La mayoría de plantas aromáticas tienen propiedades medicinales, se pueden aprovechar en la cocina para condimentar platos, o podemos usar sus propiedades repelentes de insectos en nuestro huerto o jardín.

También las usamos simplemente por su floración y capacidad de llenar de fragancias parterres y jardines. La mayoría provienen de hábitats mediterráneos, acostumbradas pues a sequías prolongadas y a tierras pobres. Así, al plantarlas debemos procurarles un sustrato con buen drenaje y proporcionarles agua sólo cuando la tierra esté secándose. Un problema muy común en las plantas aromáticas cultivadas es el exceso de humedad, situación para la que no están adaptadas. Son ideales para jardinería de bajo consumo de agua o xerojardinería.