0Item(s)
0 Artículos Ver Carrito

No tiene artículos en su cesta de la compra.

Product was successfully added to your shopping cart.
  • El cultivo del tomate: Formación y poda

    There have been 2 comment(s)  |  Posted on 16 junio, 2013 by Agrorganics en Cultivos , Huerto , Tomate

    tomatesEn esta entrada hablaremos de los tipos de formación de las tomateras de crecimiento indeterminado y de las labores de eliminación de brotes y deshojado.

    Con respecto a la formación, como siempre, intentaremos que se comprenda el porqué y el cómo se hace, para que una vez explicado el funcionamiento y lo qué estamos buscando, podáis aplicarlo a vuestros cultivos con conocimiento de causa.

    Los dos sistemas principales: A un tallo o a dos tallos

    En cultivo al aire libre, tradicionalmente se ha usado el sistema de cultivo a un tallo (o a una guía). Consiste en eliminar todo tallo axilar que aparezca y entutorar el tallo principal. Dado que tendrá mucho vigor, generalmente se acaba teniendo que despuntar el brote apical para detener su crecimiento.
    Pero se puede formar también a dos tallos. Esto lo podemos hacer dejando crecer el brote axilar de la hoja inferior al primer racimo de flores. Este tallo crecerá en paralelo con el principal, con sus propios racimos florales. A ambos tallos les iremos eliminando todos los brotes axilares que aparezcan y los entutoraremos. Sigue leyendo

  • El cultivo del tomate: Crecimiento y floración

    There have been 16 comment(s)  |  Posted on 9 junio, 2013 by Agrorganics en Cultivos , Huerto , Tomate

    Flor de tomate Flor de tomate totalmente abierta. El tubo alargado está compuesto de las anteras que envuelven el pistilo. Recordemos que es una planta autógama (se poliniza con su propio polen en la casi totalidad de los casos).

    Parece que por fin han llegado temperaturas más adecuadas para el desarrollo del tomate y solanáceas en general, y su crecimiento se está acelerando.

    Al observar nuestras tomateras, vemos el tallo (o tallos), las hojas, los racimos de flores, entre otros muchos elementos... Todo ello parece ser fruto de un crecimiento anárquico, pero en verdad todo sigue un patrón que intentaremos explicar con el fin de empezar a introducirnos al cultivo del tomate.

    En primer lugar, hay que saber que existen dos tipos de tomateras: las de crecimiento determinado y las de crecimiento indeterminado. Hoy aprenderemos a diferenciarlas y a comprender su crecimiento y fructificación para, en futuras entradas, poder detallar los tipos de formación más adecuados y muchos otros aspectos en relación a este cultivo. Sigue leyendo

2 Artículo(s)