0Item(s)
0 Artículos Ver Carrito

No tiene artículos en su cesta de la compra.

Product was successfully added to your shopping cart.

Abonos verdes de primavera y verano

There have been 0 comments  |  Posted on 10 marzo, 2013 by Agrorganics en Abonos verdes

veza Veza

La siembra de abonos verdes generalmente se hace en otoño, para proteger la tierra durante el invierno y aprovechar las lluvias. Sin embargo, en primavera también podemos hacerlos, siempre que elijamos bien las especies y tengamos claro el tiempo que tenemos en la parcela en cuestión
 
 
 
 
En la siguiente tabla, podemos ver ejemplos de especies de abonos verdes que podemos hacer en primavera y sus características:

 

Família

Especies

Siembra

Dosis (gr/m2)

Duración

Crucífera Rábano forrajero Febrero-Mayo 2 Menos de 2 meses
Crucífera Mostaza blanca Febrero-Mayo 1,5 Menos de 2 meses
Hidrofilácea Facelia Marzo-Junio 1,5 Menos de 2 meses
Leguminosa + gramínea Veza + avena Febrero-Mayo 10 + 10 De 2 a 4 meses
Leguminosas + gramínea Veza + guisante forrajero + avena Febrero-Mayo 6+7+6 De 2 a 4 meses
Leguminosas veza + guisante forrajero Febrero-Mayo 10+6 De 2 a 4 meses
Leguminosa Guisante forrajero Enero-Abril 20 De 2 a 4 meses

 

En cuanto al momento de siembra de los abonos verdes , debemos adaptar al clima de nuestra zona, yendo al principio del intervalo en zonas de clima suave y al final en zonas de clima frío.

La duración del cultivo es muy variable. Si bien siempre recomendamos segar al acercarse la floración, si no tenemos suficiente tiempo podemos hacerlo antes si la masa ya es importante y el cultivo siguiente nos pide paso. Tengamos en cuenta que la biomasa del abono verde deberíamos dejarla unas tres semanas descomponiéndose en el suelo una vez incorporado superficialmente antes del nuevo cultivo.

En cultivos hortícolas nos podemos encontrar en dos situaciones en las que recomendamos hacer un abono verde de primavera:

  • Si tenemos que hacer un cultivo de verano que plantaremos tarde (mayo-junio): En este caso elegiremos un abono verde de ciclo rápido (menos de dos meses)
  • Si queremos mejorar una parcel.la en la que haremos huerta de otoño/invierno y, por tanto, la plantaremos a partir de la segunda mitad del verano: En este caso podemos hacer un ciclo largo, y es cuando más aprovecharemos el abono verde de primavera. Tengamos en cuenta, sin embargo, que le deberemos aportar riego, al menos en la fase final.

En cultivos leñosos (fruta dulce, vid, olivo, almendros etc ..) la elección del ciclo dependerá de la pluviometría. En zonas de lluvias escasas, optaríamos por el ciclo corto, ya que la competencia hídrica se dará pronto. En zonas más húmedas podemos hacer el ciclo largo y segar en función del régimen de lluvias, en cuanto creamos que el abono verde entra en competencia con las necesidades hídricas del cultivo.

En estos cultivos se puede sembrar las calles y, al segar, utilizar la biomasa para acolchado, disminuyendo la necesidad de riego del cultivo principal durante el verano.

Deja un comentario