0Item(s)
0 Artículos Ver Carrito

No tiene artículos en su cesta de la compra.

Product was successfully added to your shopping cart.

Carpocapsa (Cydia Pomonella) o gusano de las manzanas. Biología y control en ecológico

There have been 3 comment(s)  |  Posted on 15 abril, 2015 by Agrorganics en Carpocapsa, Control de plagas, Descripción de plagas

 

La carpocapsa (Cydia pomonella) es la plaga principal del cultivo de manzanos y perales. Su control es difícil y los daños pueden llegar a la totalidad de la cosecha. En plantaciones profesionales de gran extensión, con un buen asesoramiento técnico se controla la carpocapsa en la gran mayoría de ocasiones.

Manzana con larva de carpocapsa. Imagen: Doug Wilson (USDA) Manzana con larva de carpocapsa. Imagen: Doug Wilson (USDA)

Pero qué sucede, ¿cuando lo que tenemos son pequeñas plantaciones de manzanos y perales, o incluso árboles aislados? Es muy frecuente que en estos casos, el agusanado sea un verdadero quebradero de cabeza y es comprensible la frustración que genera no poder comer ni una manzana de árboles que se han cuidado con todo el cariño durante meses. Pero si conocemos bien la plaga de carpocapsa, su comportamiento y su ciclo biológico, podemos llegar a reducir la incidencia hasta umbrales tolerables usando técnicas respetuosas con el entorno y sin necesidad de usar insecticidas peligrosos en una cosecha que principalmente será para consumo propio.

 
 
 
 

La lucha contra carpocapsa

Hay una serie de datos que debemos saber para plantear la lucha contra esta plaga:

  • Carpocapsa es un lepidótpero, y como casi siempre sucede con esta familia, el daño lo causan las larvas.

 

  • Una vez la larva penetra en el fruto, poco podemos hacer, por lo que se impone actuar en las fases de apareamiento, puesta, eclosión y larvas neonatas antes de que penetren en el fruto.

 

  • Carpocapsa o gusano de las manzanas tiene una media de tres generaciones anuales, y pasa el invierno en nuestra parcela en forma de oruga en grietas del tronco o en el suelo. Este dato es muy importante, porque si descuidamos una plantación durante una campaña o tenemos manzanos abandonados cerca, la presión de plaga la siguiente primavera será muy alta.

 

  • En primavera las orugas invernantes completan el ciclo y aparecen los adultos, unas pequeñas mariposas sobre los 2 cm, de color marrón grisáceo y de hábitos crepusculares. Una vez se aparean, hacen las puestas, generalmente en las hojas. Cuando el huevo eclosiona, la larva recién nacida empieza la búsqueda de un fruto para introducirse en él. Por el camino, se alimenta de hoja. Este dato también será importante para la estrategia de control de esta plaga en manzanos.

 

¿Como reconocer una afectación por carpocapsa?

Si encontramos manzanas o peras con un orificio rodeado de un halo rojizo y una especie de serrín en la entrada, podemos casi asegurar que se trata de carpocapsa. El orificio es pequeño, pero en el interior, encontraremos una galería que se ensancha llegando al corazón, estropeando por completo el fruto. La caída prematura de manzanas también es un síntoma de afectación de carpocapsa. Podemos comprobarlo en las manzanas caídas.

 

¿Y cómo controlamos el gusano de las manzanas en pequeñas plantaciones o árboles aislados?

Ahora ya tenemos muchos datos para diseñar una estrategia de control. En primer lugar, debemos impedir que las diferentes generaciones completen el ciclo. Como hemos anticipado, nuestra ventana de actuación se da entre el apareamiento y la entrada de la larva en el fruto.

trampa delta y feromona Para realizar el control de poblaciones y vuelos necesitamos una trampa delta, una base engomada y una feromona específica de Cydia Pomonella Fuente: Elaboración propia

Para ello, debemos monitorizar cada generación. La primera se da sobre el mes de Abril, por lo que durante ese mes instalaremos una trampa delta con feromona sexual para monitorizar la presencia de la plaga. Periódicamente contaremos las capturas. Más que la cantidad, lo que nos importa saber es el ritmo de capturas, para poder determinar la curva de vuelo. Cuando las capturas dejan de incrementarse, sabemos que hemos pasado el pico de la generación, y con toda seguridad tenemos puestas en los manzanos.

A partir de ese momento, debemos tratar con Bacillus Thuringiensis de forma semanal. El momento de eclosión de los huevos esta en relación con las temperaturas que se den y su cálculo difícil, pero lo importante es que en el momento de la eclosión, la larva recién nacida consuma el bacillus thuringiensis cuando empiece a alimentarse y antes de que penetre en el fruto.

Si tenemos éxito en la primera generación, la presión de plaga de carpocapsa para la segunda y tercera será menor, y las probabilidades de control mayores.

Sólo en caso de que sepamos que el año anterior tuvimos muchos problemas con carpocapsa o si las capturas son muy altas, podemos hacer un tratamiento con spinosad en la época de eclosión. Pero siempre como último recurso, porque también afecta a la fauna auxiliar, y máximo un tratamiento por generación para evitar resistencias.

Paralelamente podemos instalar polilleros fúnnel con atrayente líquido formado por una mezcla de agua, azúcar, manzana a trozos, clavo y canela juntamente con un difusor de feromona sexual de carpocapsa. De este modo eliminaremos adultos de ambos sexos, pero no es una técnica que por si sola nos permita controlar la plaga. Al final es un sumatorio de técnicas que en conjunto nos permiten bajar poblaciones y reducir el número de manzanas agusanadas.

Las siguientes generaciones son más difíciles de predecir en el tiempo, porque ya habrá llegado el calor y dependiendo de las temperaturas de cada zona y la intensidad del calor se adelantan o atrasan. Pero podríamos decir que la segunda aparece a finales de primavera/principios de verano y la tercera entre mediados y finales de verano.

Como la feromona usada en primera generación ya habrá perdido efectividad (son 4-5 semanas) y la base engomada la tendremos llena de capturas, renovaremos feromona y base engomada para repetir el proceso de determinación de la curva de vuelo en cada una de las dos generaciones siguientes.

La tercera generación, como hemos apuntado, ya no completará el ciclo y buscará un refugio para pasar el invierno. Sabiendo esto, la instalación de una banda de cartón ondulado en el tronco sirve de trampa económica y efectiva para capturar las orugas de esta generación. Instalada durante el agosto, podemos retirarla en otoño eliminando las orugas que encontraremos en los canales del cartón.

 

Control plaga de carpocapsa en plantaciones grandes

plantacion manzanos Plantación profesional de manzanos Fuente: Elaboración propia

La técnica de seguimiento de curvas de vuelo es la misma. Pero en fincas grandes lo que da mejores resultados es la confusión sexual, con difusores destinados a crear una nube de feromona en toda la finca que imposibilita los apareamientos de adultos.

A nivel de tratamientos, se utiliza el virus de la granulosis, que afecta exclusivamente a Carpocapsa y Grafolita y es respetuosa con la fauna auxiliar. Recomendamos la lectura de esta entrada en nuestro blog para profundizar sobre el virus de la granulosis.

 

Conclusión

Ahora ya sabemos que la prevención y lucha contra el gusano de las manzanas es una tarea necesaria cada campaña y que los esfuerzos que hagamos esta temporada nos facilitarán la siguiente. Y como siempre recomendamos, crear refugios de fauna auxiliar, no aplicar insecticidas que les sean perjudiciales y fomentar la biodiversidad es clave para que ninguna plaga sea un problema crítico. Larvas de crisopa (devoradores de huevos de Carpocapsa), así como pájaros y murciélagos (devoradores de adultos) nos van a ayudar a tener la plaga de carpocapsa bajo control. Buscar el equilibrio natural es nuestro principal aliado en el control ecológico de plagas

3 pensamientos en “Carpocapsa (Cydia Pomonella) o gusano de las manzanas. Biología y control en ecológico”

  • Manuel Asensi Calabuig
    Manuel Asensi Calabuig 15 junio, 2016 en 20:55

    quisiera saber algo sobre el control del agusando de el nogal

    Responder
  • Joaquin Escuer Castañ
    Joaquin Escuer Castañ 26 octubre, 2016 en 13:08

    Hemos sulfatado cada 15 días y no hemos podido evitar el barrino de los membrilllos en un 80 por ciento de la producción. Nuestro perito nos comenta, que resulta muy difícil eliminar el barrino, ya que los productos que se emplean cada día son menos eficaces, tambien influye la proximidad de 2 nogales y al ser la última fruta que se coge pasa a esta.

    Responder
  • Carlos -Empresas de fumigacion

    Debemos tomar en cuenta que al cuidar nuestros cultivos usando productos o servicios debemos tomar en cuenta la salud vegetal lo cual también afectara la nuestra, usando productos que elimine plagas pero su compuesto sea noble con nuestra salud se obtendrá resultados mas satisfactorios.

    Responder
Deja un comentario