93 628 93 80 644 40 60 90 [email protected]

0Item(s)
0 Artículos Ver Carrito

No tiene artículos en su cesta de la compra.

Product was successfully added to your shopping cart.

Poda de fructificación. El caso del melocotonero

There have been 1 comment(s)  |  Posted on 29 enero, 2014 by Agrorganics en Frutales

floración Yemas de flor y madera ya abiertas. Fuente: Elaboración propia

Estamos en plena campaña de poda de invierno de frutales de hoja caduca (melocotoneros, albaricoques, ciruelos, etc..). Antes de realizar la poda de cualquier frutal, necesitamos recopilar una serie de datos que nos darán los criterios a seguir para realizar la poda de fructificación.

En concreto deberemos tener en cuenta:

-La especie y variedad.
-La fase de la vida en que se encuentra (juventud, plena producción o vejez)
-El pie sobre el que esta injertado
-El tipo de suelo y su fertilidad
-Lo acontecido en la campaña pasada (vigor, producción etc..)

 

 

Los dos primeros puntos nos dirán qué hay que podar. Básicamente se trata de conocer el tipo de crecimiento y las estructuras productivas que presenta.
Los otros tres puntos nos modularan la intensidad de la poda. Es decir, sabiendo lo que hay que cortar, la cantidad.

En definitiva, el objetivo de la poda de producción es conseguir tener, a parte de una buena cosecha y de calidad, unos árboles equilibrados entre producción y vegetación.
Como lo dicho hasta ahora puede parecer muy genérico, pondremos el ejemplo concreto del melocotonero (Prunus persica) para poner en práctica estos principios básicos.

ramos mixtos El melocotonero presenta multitud de ramos mixtos, xifonas y ramilletes de mayo. Fuente: Elaboración propia

El melocotonero es un frutal que produce principalmente en ramos mixtos de 1 año. Dependiendo de la variedad o edad del melocotonero, también puede producir bien sobre xifonas y sobre ramilletes de mayo.

Ramos mixtos, xifonas y ramilletes de mayo

En melocotoneros adultos veremos muchas ramas jóvenes llenas de yemas. Las yemas pueden ser vegetativas (o de madera) o reproductivas (de flor) .Eso quiere decir que las primeras cuando broten darán lugar a hojas y en su crecimiento a un ramo, y las segundas una flor que si cuaja sin problemas se convertirá en fruto. En el caso del melocotonero nos podemos encontrar en cada axila (lugar de inserción de la hoja que ya nos ha caído) una yema, dos o tres (rara vez cuatro) de un solo tipo o de los dos tipos juntos.
Las yemas vegetativas producirán ramos más o menos largos en función del vigor del árbol y de las condiciones de la temporada.

yemas textos Tres yemas en el mismo punto. Las de flor se reconocen por ser mayores, pues ya llevan los órganos florales formados en su interior. En este caso, dos de flor y una vegetativa. Fuente: Elaboración propia

Si el brote es largo (>30 cm) nos encontramos ante un ramo mixto, pues llevará muchas yemas tanto vegetativas como reproductivas. Esta es la estructura principal de producción de los melocotoneros. Los ramos mixtos que dejemos en la poda se llenarán de flor (por lo tanto fruta) y de hoja, y es donde encontraremos la producción de ese año.

Las xifonas y ramilletes de mayo son estructuras productivas más cortas y de menor importancia en el caso de los melocotoneros. Las xifonas son brotes de menos de 20cm con varias yemas de flor y la terminal de madera. Los ramilletes de mayo son aún menores (unos pocos cm) con una yema central de madera rodeada de yemas de flor.

Y cuál es el criterio a seguir con las estructuras que ahora ya conocemos?

Nos tenemos que centrar en los ramos mixtos siguiendo dos premisas:

1.- Cortar una buena parte de ellos para quitarle carga al árbol, ya que tiende a producir mucha flor y luego tendremos que aclarar (aunque siempre lo tendremos que hacer con los melocotoneros para tener calibres correctos y no agotar el árbol)
2.- Procurar la renovación de los ramos mixtos para la producción de la siguiente campaña.

Con respecto al primer punto, dependerá de la carga de fruta que queramos dejar en función de las condiciones de cultivo, edad del árbol, variedad etc..
Pero tenemos que saber que lo habitual es la eliminación de la mitad o más de los ramos mixtos, aunque nos pueda parecer muy drástico.

La renovación de ramos mixtos

renovacio Las yemas de la base de los ramos mixto son de madera. Cortando por el lugar indicado, obtendremos dos ramos mixtos nuevos para la producción de la siguiente campaña. Fuente: Elaboración propia

Para la renovación de ramos mixtos tenemos que saber que generalmente las primeras yemas de cada ramo mixto son de madera. Así, si al cortar un ramo no lo hacemos donde nace sino dejando unos centímetros, en primavera brotarán las yemas de madera que darán lugar a nuevos ramos. Es parecida a la técnica usada en la poda de la vid (a 2 yemas). De cada ramo que eliminamos este año saldrán un par de ramos nuevos que se desarrollarán (sin producir) durante el verano dejándonos ramos nuevos de producción para el año siguiente.

Determinación del vigor y identificación de los tipos de madera

Es muy importante que ante un melocotonero que hay que podar, sepamos identificar la madera del año. Los crecimientos del año serán indicativos del estado de nutrición y equilibrio del árbol. Retrocediendo des del final de cada ramo, iremos viendo madera tierna de un color rojizo que va aumentado de diámetro hasta llegar a una transición en que la madera se torna más marrón. Ese es el punto que indica el inicio del crecimiento del año, y generalmente, si la longitud del ramo que hemos seguido es larga (> a 20/30cm) nos encontramos ante un ramo mixto. Esa es la madera del año, y su longitud nos indica el vigor que ha presentado la temporada pasada.

trans Punto de inicio del ramo mixto. A la izquierda, madera de dos años. A la derecha, madera de un año. Fuente: Elaboración propia

Como ya hemos dicho, longitudes de ramos de entre 40-80 cm indican un vigor correcto en un melocotonero.

Resumen

Puede parecer muy complicado, pero si cuando nos pongamos a podar nuestros melocotoneros identificamos las estructuras productivas descritas y las diferenciamos de las ramas principales ya estaremos en el camino de entender nuestros árboles. Cómo fructifican y el porqué de cada corte es el primer paso para aprender a podar.

Un apunte final:

La poda de fructificación es muy sencilla si estamos ante un árbol bien formado y equilibrado. Ese es el secreto que explica porqué un agricultor profesional poda de forma rápida y metódica, parece que casi sin pensar, y cuando nosotros nos ponemos delante de nuestros frutales nos cuesta saber por dónde empezar. La clave está en una correcta formación del árbol desde pequeño. Intentaremos abordar este tema en próximas entradas.

Un pensamiento en “Poda de fructificación. El caso del melocotonero”

Deja un comentario