0Item(s)
0 Artículos Ver Carrito

No tiene artículos en su cesta de la compra.

Product was successfully added to your shopping cart.

Purines y extractos vegetales: función y usos en los huertos

There have been 2 comment(s)  |  Posted on 4 julio, 2015 by sorayauroz en Control de plagas, Hongos, Insecticidas ecológicos

La ortiga (Urtica dioica) es una planta muy apreciada  para la preparación de purines sobretodo por sus propiedades como fertilizante La ortiga (Urtica dioica) es una planta muy apreciada para la preparación de purines sobretodo por sus propiedades como fertilizante. Fuente: PhotoPin

Un huerto ecológico representa un ecosistema vivo cuyo equilibrio depende principalmente de su correcto manejo. De esta manera las plantas se desarrollaran sanas y productivas con pocos problemas de plagas o enfermedades.
De todas maneras, como explicamos en la entrada anterior, las variedades hortícolas que usamos fueron seleccionadas por ser más jugosas, grandes y productivas que las silvestres, y por eso también son más frágiles frente a ataques de insectos o perturbaciones ambientales. Un modo de reforzar la salud y defensas de nuestros huertos ecológicos es el uso de otras plantas con efectos beneficiosos, en forma de extracto o purin vegetal.

¿Qué es un extracto o purín vegetal?

Es un preparado a partir de plantas que permite extraer substancias útiles de las mismas, y constituyen una buena medida preventiva e incluso curativa frente numerosos parásitos y enfermedades. Estas plantas pueden ser cultivadas o salvajes, que generalmente se encuentran próximas a las fincas  y adaptadas a la prevención de las enfermedades o desequilibrios.
Los principios activos de estas plantas pueden tener diferentes utilidades:

- Fortificantes: estimulando el crecimiento vegetal o como bioestimulante mejorando el metabolismo de las plantas para hacerla más resistente
- Control de enfermedades: previniendo y ayudando a combatir hongos
- Control de plagas: como repelente o insecticida

Preparación

Las plantas más utilizadas son plantas muy comunes por lo que sería relativamente fácil su preparación, pero conseguir preparados de calidad no es tan sencillo, y se requiere de tiempo, espacio, conocimientos y utensilios adecuados. A parte, claro está de la materia prima.  Afortunadamente, cada vez es más fácil encontrar purines vegetales en el mercado, ahorrando tiempo al agricultor y asegurándole un preparado de calidad.

Para la activación de las plantas, el tipo de agua juega un gran papel, siendo óptimas las aguas poco mineralizadas y ligeramente ácidas (pH 6 o 6.5). Por eso el agua de lluvia sería la mejor opción.

La calidad de la planta también es importante para obtener el mejor preparado. Es importante que estén libres de contaminación. También hay que tener en cuenta el momento de su recolección, ya que la cantidad de principios activos de la planta varía a lo largo del día y según las estaciones. Generalmente, la mayoría se recogen al inicio de la floración, a primeras horas de la mañana pero después del rocío.

Finalmente para que estas plantas, frescas o secas, liberen sus principios activos se puede llevar a cabo diferentes métodos:

- maceración en frío: dejando reposar la planta en agua por un tiempo determinado
- decocción: con una cocción larga a fuego lento
- infusión: poniendo la planta en agua fría, y calentarla sin dejarla hervir ya que hay plantas cuyos principios activos se descompondrían en la ebullición

Aplicación de purines y extractos de plantas

¿Cómo?

La aplicación foliar puede ser efectiva si se busca una acción insecticida o antifungica. Fuente: elaboración propia La aplicación foliar puede ser efectiva si se busca una acción insecticida o antifungica. Fuente: elaboración propia

Su aplicación puede ser de muchos modos, lo importante es que el preparado penetre en la savia de la planta y sea ella misma la que reparta los principios activos. Por eso, la manera más interesante es a través del riego, aunque una aplicación foliar también es efectiva. El mejor momento para esas aplicaciones es a última hora de la tarde cuando los estomas de las plantas están abiertos y así el preparado puede penetrar mejor.

También es importante tener en cuenta las proporciones de la disolución que se aplicará, ya que por norma general, los extractos vegetales se aplican diluidos en agua. En su aplicación, muchos de estos preparados también se pueden mezclar con otros productos, como por ejemplo el cobre y el azufre y así, se disminuye la dosis habitual de estos productos.

¿Cuándo?

Hay extractos que por sus propiedades fortificantes o su acción como abono foliar se puede aplicar cada dos o tres semanas. También es interesante el uso preventivo, aplicándolo en los momentos de más estrés del cultivo cómo el momento del trasplante, poda o después de una granizada, en la que las plantas se encuentran en un momento más comprometido. Un uso más frecuente no es recomendable ya que podría provocar desequilibrios enzimáticos o bacterianos no deseados. Sólo sería recomendable una aplicación más continuada en ataques persistentes de plagas o en épocas propicias para los hongos.

Plantas que curan

Conocer las propiedades de estos purines o extractos, dan una orientación para una aplicación más efectiva. Algunos de los ejemplos más utilizados son:

- Purín de ortiga: Es uno de los preparados más conocidos y utilizados por sus propiedades como fertilizante y estimulante del crecimiento vegetal, tanto en aplicación foliar como en suelo ya que también estimula la formación de micorrizas y la vida microbiana edáfica, permitiendo una mejor asimilación de los elementos minerales del suelo.

También puede utilizarse como preventivo moderado frente a hongos, o a dosis elevadas (15%) como insecticida ecológico.

La cola de caballo (Equisetum arvense) es una planta perenne sin verdaderos frutos ni flores como los helechos, que crece en zonas húmedas. Fuente: elaboración propia La cola de caballo (Equisetum arvense) es una planta perenne sin verdaderos frutos ni flores como los helechos, que crece en zonas húmedas. Fuente: elaboración propia

Purín de cola de caballo: Muy efectiva para el control de enfermedades criptogámicas (hongos) debido, principalmente, a la alta proporción de Sílice (3% en planta) y otros elementos como Hierro, Calcio o Potasio, que refuerzan el tejido celular. De esta manera las plantas, también se encuentran más protegidas frente a picaduras de insectos o situaciones de estrés hídrico. Además su contenido en saponinas le confiere propiedades insecticidas.

- Extracto de diente de león: Es otro gran fungicida ecológico. Además su contenido en Calcio y Potasio hacen que se potencien los procesos de floración y fructificación.

Los extractos vegetales también pueden llevar varias plantas, combinando así sus propiedades y teniendo un abanico de acción más amplio.

Aprender a usar estos productos ayuda a prevenir muchas complicaciones sanitarias en los huertos ecológicos. Y  también permite que se puedan prescindir o reducir el uso de otros productos más tóxicos como el caso del cobre o el azufre en el control de hongos y apostar por tratamientos ecológicos. Se trata, en definitiva, de aprovechar de forma inteligente las herramientas que nos proporciona la propia naturaleza.

photo credit: urtica dioica via photopin (license)

2 pensamientos en “Purines y extractos vegetales: función y usos en los huertos”

  • Ana

    En el caso de la cola de caballo cual es la proporción para fumigar, enel caso de la hortiga es el 15% en la cola de caballo cual es? Gracias por su contestación.

    Responder
  • Francisco javier Fernández Rivas
    Francisco javier Fernández Rivas 6 marzo, 2017 en 18:25

    Hola quisiera saber si se puede mezclar el purin de ortigas y fungicida o insecticida para evitar plagas o enfermedades de hongos y en que proporcion.Muchas gracias un saludo.

    Responder
Deja un comentario