93 628 93 80 644 40 60 90 [email protected]

0Item(s)
0 Artículos Ver Carrito

No tiene artículos en su cesta de la compra.

Product was successfully added to your shopping cart.

Abonos verdes

Los abonos verdes son de vital importancia en agricultura ecológica para gestionar la fertilidad de nuestros suelos. Asegurar la reposición de materia orgánica y los nutrientes extraídos con las cosechas es clave para mantener la fertilidad futura de forma sostenible. Las aportaciones de abonos orgánicos, estiércoles compostados y los mismos restos de cosechas se deben complementar con la siembra de abonos verdes bien seleccionados, con semillas de calidad, bien implantados y finalmente, bien gestionados.

Cómo hacer un abono verde

Básicamente, hacer un abono verde es introducir en la rotación de cultivos de una parcela la siembra de una mezcla de semillas para obtener unos beneficios concretos tras su crecimiento en nuestra finca.

¿Cuándo se siembra el abono verde?

La siembra de abonos verdes se debe diseñar en función de nuestras necesidades. Es decir, el abono verde se debe adaptar a nuestra disponibilidad de espacio, agua y cultivos que realicemos. Y como hacemos agricultura ecológica y usamos las rotaciones de cultivos para gestionar adecuadamente las plagas, la fertilidad o las hierbas no deseadas, la idea es que dentro de la rotación incorporemos un abono verde.

Aquí ya tenemos el primer factor para saber cuándo sembrar abonos verdes. Hay que sembrar abonos verdes siempre que podamos y los cultivos programados nos permitan. O mejor incluso, los abonos verdes deben ser uno más de los cultivos programados en nuestra rotación.

El segundo factor son las condiciones de germinación y implantación.

Como sabemos, las semillas para germinar necesitan humedad y una cierta temperatura. En nuestras latitudes, eso significa que tenemos dos “ventanas” para la siembra. Una es a finales de verano, cuando las temperaturas se moderan y vuelven las lluvias. La otra es a salida de invierno, cuando de nuevo (pero en sentido opuesto) las temperaturas se moderan (aumentan) y tenemos las lluvias de primavera. Eso da lugar a lo que tradicionalmente se conocen como los abonos verdes de otoño y los abonos verdes de primavera.

Abonos verdes de primavera

Son los abonos verdes que sembraremos en la ventana temporal que va des de finales de invierno hasta finales de primavera. Serán especies que soporten bien el calor, como la facelia,  o bien especies de ciclo corto que se desarrollen antes de la llegada de la sequia estival, como la mostaza (sinapsis alba).

Si sembramos muy temprano y hacemos abonos verdes muy rápidos (como una crucífera), podemos incluso aprovechar la parcela para ese mismo año hacer huerta de verano con trasplantes tardíos.

Si no, siempre podemos segar a finales de primavera, dejar la biomasa en superficie a modo de acolchado y preparar la finca para hacer huerta de otoño, que se planta en los meses de Agosto o Septiembre.

Abonos verdes de otoño

Los abonos verdes de otoño son los mas usados y los que entraban tradicionalmente en la rotación de fincas en las que se ha hecho huerta de verano.

También son los que dan un mejor resultado en lo que a biomasa se refiere. Se implantan en la ventana que va de finales de agosto hasta el primeros de noviembre, según zonas. Con las lluvias y las temperaturas suaves del otoño germinan y se implantan rápido, logrando la vegetación suficiente para soportar los fríos del invierno. A salida de invierno crecen con gran velocidad y se pueden incorporar bien antes de hacer la huerta de verano. Incluso si las condiciones son óptimas, permite una segunda siega.

Serán especies que soporten bien los fríos, como las vezas, avenas, centenos, cebadas o tréboles. Recomendamos para esta época la combinación de una gramínea con una leguminosa como Cebada o avena + veza o esparceta.

¿Que beneficios obtenemos de los abonos verdes?

En general, tener una tierra viva y protegida. Una parcela sembrada con abono verde alberga y  protege a la fauna auxiliar, labra con las raíces, infiltra mucha más agua, evita la erosion y asfixia las malas hierbas. Y obviamente, aporta nutrientes y aumenta su fertilidad física, química y biológica.

La sensación de esponjosidad y mullido que se percibe al preparar una finca tras un abono verde es la mejor descripción de los beneficios de un abono verde.

En Agrorganics trabajamos para poder ofrecer la mayor variedad posible de especies y formatos de semillas de abonos verdes. Así poder seleccionar la mezcla que se adecúe mejor a las necesidades de cada cliente.

Disponemos de un departamento técnico que te puede asesorar en la elección de los mejores abonos verdes o cubiertas vegetales para tu explotación, ya sea profesional o de recreo. Contacta con nosotros en [email protected] y te haremos una propuesta adaptada a las necesidades que nos plantees.

Y si necesitan grandes cantidades, no dudes en enviarnos una solicitud de presupuesto a la misma dirección.

Set Descending Direction

30 Artículo(s)

Set Descending Direction

30 Artículo(s)